¿Sabes qué son las Finanzas Éticas y Alternativas?

Generalmente, cuando una persona necesita obtener financiación para arrancar o hacer crecer un proyecto, tiende a pensar en recurrir a la banca tradicional como única solución. Sin embargo, esto puede ser   un error, ya que existen alternativas con mayor responsabilidad social. Como es el caso de las distintas opciones que te ofrecen las Finanzas Éticas y Alternativas.

Estas opciones aportan un plus de buenas prácticas que merece la pena contemplar. Más aún, si lo que pretende tu proyecto es generar un impacto positivo, es una opción que no debes dejar pasar por alto. 

Aunque las opciones de financiación ética y alternativa  son poco conocidas en España, son soluciones efectivas, consolidadas y están reguladas a nivel europeo. 

«A diferencia de la financiación tradicional, el principal objetivo de las Finanzas Éticas es contribuir a la transformación social y ambiental a través de su actividad financiera, haciendo compatible la rentabilidad económica y financiera con la consecución de objetivos sociales y ambientales.»

Estos son los 5 principios de las Finanzas Éticas

La asociación FETS (Finanzas  Éticas y Solidarias) explica los 5 principios que se pueden situar en la base de las finanzas éticas:

Utilidad social: A diferencia de la financiación tradicional, el principal objetivo de las finanzas éticas es contribuir a la transformación social y ambiental a través de su actividad financiera, haciendo compatible la rentabilidad económica y financiera con la consecución de objetivos sociales y ambientales.  Los  proyectos avalados por las entidades de finanzas éticas deben apuntar hacia temas como la creación de empleo, la ayuda a la inversión socio-laboral o la reducción de la desigualdad, entre otros.

Sus principios se basan en la ética aplicada, mediante un proceso de reflexión continua en la aplicación de los criterios de concesión de créditos.

Responsabilidad: Hacen un uso del dinero responsable y coherente con los valores de transformación social. Basan sus inversiones en economías locales y sectores normalmente olvidados en la banca tradicional, que se centra en inversiones meramente especulativas.

Por un lado, la banca ética evaluará la responsabilidad del inversor; por el otro, estudiará cada una de sus decisiones tomando siempre como referente el desarrollo humano y social.

Transparencia: Una de las señas de identidad de las finanzas éticas es la transparencia. Las entidades de finanzas éticas ofrecen información pública de todas sus actividades así como de sus resultados, ya que los ahorradores e inversores tienen el derecho a saber cuál es el destino de su dinero y en qué se está invirtiendo. Al contrario pasa con la banca tradicional, donde la transparencia parece ser todavía, a día de hoy, un tabú.

Su política de inversión se implica siguiendo criterios positivos acerca de qué actividades pueden ser financiables, más allá de centrarse en los criterios negativos.

Apoyo y negociación: las entidades no solo se centrarán en la recuperación de los fondos prestados; harán lo posible por negociar y ayudar a sus clientes.

Viabilidad: las entidades que apoyen las directrices de la banca ética no aprobarán proyectos inviables que pongan en riesgo el capital de las personas ni perjudiquen los entornos donde se implementarán.

Diferentes alternativas de financiación

Coexisten diversidad de propuestas dentro de la financiación ética y alternativa. 

Dentro del sistema de finanzas éticas podemos encontrar diversas iniciativas que van desde grupos de ahorro comunitario, a cooperativas de servicios financieros y entidades bancarias reguladas por organismos y normativas que rigen el sistema financiero nacional e internacional.

En España, algunas de las opciones más destacadas de la banca ética son Triodos Bank o Fiare Banca Ética. Pero además disponemos también de opciones para ahorrar éticamente, a través, por ejemplo, de cooperativas que ofrecen un producto de inversión ética. Coop57, es una de ellas, y financia proyectos empresariales con impacto social positivo en nuestro país,  y Oikocredit, que financia proyectos en países en vías de desarrollo. 

Desde el punto de vista de la financiación alternativa, tampoco podemos dejar pasar por alto los diferentes sistemas y herramientas de financiación colectiva con impacto social, como es el Crowdfunding, el Crowdlending o el Crowdequity

Además de los fondos de inversión éticos y los Business Angels, focalizados en invertir en proyectos con impacto social positivo, a través de inversiones socialmente responsables.  

Apúntate a nuestra Píldora Formativa sobre Herramientas de Financiación colectiva de Cantabria Emprende

¿Te gustaría profundizar más para conocer las distintas herramientas de financiación colectiva que dispones a tu alcance?

El próximo día 26 y 27 de Octubre impartimos nuestra “Píldora para emprender y consolidar” que la plataforma Cantabria Emprende ofrece. En formato online y presencial:

Herramientas de financiación alternativa en el emprendimiento: Crowdfunding, Crowdequity y Crowdlending

Esta píldora se centra en la utilización de herramientas de financiación colectiva para la financiación de proyectos emprendedores. Explicaremos cuáles son las principales modalidades y cómo diseñar, planificar y comunicar una campaña para que alcance sus objetivos con éxito.

Si quieres ampliar información sobre el Crowdfunding con Impacto Social y conocer casos de éxito, te invitamos a leer este artículo.